FANDANGO DE ARPA


GRUPO AS DEL SUR / PRODUCTOS ESPECIALES CBS: MEXICO, 1982 / LP COLECCIÓN MIKE ROMO / 
01 - LAS TORCASAS
02 - EL VAPOR CHILENO
03 - EL PATO
04 - LA RESBALOSA
05 - LA CULEBRA
06 - EL TORO
07 - LA TIXTLEQUITA
08 - EL PALOMO
09 - EL JARABE Y EL GATO
10 - LA IGUANA
11 - LA INDIA
12 - CHAMARRIADO Y SAMBA


EL VAPOR CHILENO

Digitalizado a partir del LP original, filtrado, masterizado y codificado en MP3 @ 320kbps

Discos relacionados

1 comentarios

enero 04, 2017

Hace más de sesenta años, a iniciativa de Cruz Morales Ramos surgió en Tixtla el Grupo As del Sur con el propósito de evitar que se extinguiera el baile de tarima, aquella danza que con tesón defendió por muchos años Anastasio Ramírez, quien hasta antes de su muerte promovió esa rica tradición. La primera semilla de esta agrupación nace en 1949 con el grupo Los Guerrerenses, el primer grupo de sones de tarima en todo el estado de Guerrero, que estuvo integrado por Cruz Morales Ramos (jaranero, arpero, bailador, primera voz y director), Fidel García (tapeador), Daniel Vega (jaranero, bailador y segunda voz). Más tarde se sumaron Daniel Vargas (cantante, bailador y tapeador), Juan Valle (cantante) y Juan Dircio (cantante). Con ellos fue a tocar a la Escuela Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), de la Ciudad de México.

Con estos integrantes graban su primer disco: “Música de Guerrero: Fandango de Arpa”, que aquí les presentamos. El costo de la producción discográfica fue financiado por el mismo grupo. El INBA se encargó de proporcionar los gastos de traslado, hospedaje y la alimentación. Por trabajo, tiempo, dinero y diferencias, el primer grupo se desintegra. Juan Valle forma su grupo As de Oros, en tanto que Juan Dircio conforma Los Azohuaztles.

Actualmente el As del Sur lo integran: Eduardo Morales Bello (jarana, voz y director), su esposa (primera voz), David Peñalosa (arpa), Agustín Barrios. Su objetivo sigue siendo el mismo: que las nuevas generaciones sigan valorando los sones de tarima y no dejar morir esta bella tradición. Por eso dicen que Don Cruz Morales sigue vivo en sus sones, sigue vivo en el sabor de la tarima del baile tixtleco.

Reply
avatar